La Madurez digital de los negocios.
 
 
Hoy, las organizaciones luchan por implementar tecnologías digitales para operar y competir de una forma distinta. Redes sociales, data, analytics, dispositivos móviles o computación en la nube parecen ser las respuestas para sobrevivir en un entorno de cambio permanente.
 
Esa  lucha o carrera de cambio tecnológico desemboca en lo que se conoce como Madurez digital, el grado en el que una organización se ha transformado por las tecnologías y capacidades digitales que mejoran los procesos, promueven el compromiso del talento y  conducen nuevos modelos de negocio que generan valor.
 
Ahora, ¿qué determina el grado de Madurez digital de una organización? Increíblemente, no son las tecnologías digitales, sino su estrategia digital, su cultura organizacional y su administración del talento. Veamos porqué.
 

Estrategias digitales efectivas.
 
Una estrategia digital efectiva se trata menos sobre la tecnología implementada y más sobre reconfigurar el negocio para tomar ventaja de la información que la tecnología ofrece. Por eso las empresas de mayor Madurez digital tienen una estrategia digital clara que tiene como objetivo transformar su negocio y que está basada en el impacto que la tecnología tendrá en el futuro, no en el presente.
 
Cultura de cambio.
 
La cultura organizacional es críticamente importante a la hora de apalancar las tecnologías digitales en el puesto de trabajo, cuando ésta incentiva la disposición de experimentar y tomar riesgos. La tecnología digital implica cambio permanente; por eso, las organizaciones con alta Madurez digital son capaces de iterar, reinventarse e incluso canibalizar lo hecho con anterioridad.
 
Desarrollo de talento digital.
 
De nada sirve acceder a la tecnología digital, si las personas no saben usarla. Y esto no solo se refiere a aspectos técnicos, sino a conocer el negocio para entender cómo la tecnología digital lo impacta. Solo el 19% de las organizaciones en etapas tempranas de Madurez digital implementan Estrategias de Aprendizaje para desarrollar habilidades digitales mientras que el  76% de las empresas más maduras sí lo hacen.
 
Teniendo claro que la Madurez digital va mas allá de tecnología implementada, vale la pena que usted se haga 4 preguntas para saber si su organización está lista para un futuro digital: Su empresa…
 
  1. ¿Tiene una estrategia digital para el futuro que contemple toda la organización?
  2. ¿Tiene una cultura organizacional permite que las iniciativas digitales sean exitosas?
  3. ¿Tiene el talento y las habilidades necesarias?
  4. ¿Sabe lo que sus colaboradores necesitan para alcanzar sus metas?

Si quiere mejorar la productividad de su empresa a través de Estrategias de Aprendizaje cerrando brechas de aprendizaje digital, escríbanos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Fuente: MIT Sloan Management Review: Is your business ready for a digital future? 2015.